PostPhotowalk : Fotografía callejera por Triana

Después de la quedada para hacer fotos en la base militar de San Pablo  decidimos cambiar radicalmente de tercio y organizar una salida fotográfica un poco más tranquila (o eso pensábamos). Llevamos más de año y medio organizando photowalks para phwk.org y una de nuestras primeras salidas fue por Triana. Como para aquel entonces el grupo llevaba poco tiempo, solamente asistimos unas 9 personas (vaya diferencia con las 25-30 personas que asisten de media a las quedadas hoy en día) así que decidimos repetir la temática para todos los que se lo habían perdido.

Habíamos planteado un recorrido variopinto para poder apreciar el conocidísimo barrio de Triana desde los diferentes puntos de vista así que habíamos quedado en la puerta de la Parroquia Nuestra Señora de la O. Después de la introducción habitual Diego dio unas cuantas pautas a los asistentes para sacar mayor provecho a la fotografía callejera justamente cuando estaba acabando la misma se puso a chispear. ¡Hola señores de la predicción del tiempo! ¡Llevabáis una semana diciendo que no iba a caer una gota hasta las 12 de la noche! 😀 Como no somos gente fácil de intimidar decidimos seguir con el recorrido planeado a no ser que se pusiera a llover de verdad.

Recorrimos la calle Alfarería, bajamos por el callejon de la Inquisición y pudimos fotografiar el puente de Triana desde el paseo de la O y desde arriba. En esta ocasión habían varias personas nuevas de diferentes países del mundo. Algunos de ellos como llevaban ya un tiempo residiendo en Sevilla y otros simplemente estaban de paso. También pudimos disfrutar de la compañía de algunos de los asiduos como Maribel, JoseMa y Jesús. Éste último llegó un poquito tarde y gracias a la insistencia y a la suerte pudo encontrarnos a lo largo del recorrido (¡Menos mal que los lugares emblemáticos de Tirana están más o menos cerquita) lo cual es de agradecer.

Ya que el día estaba nublado algunos tuvimos que pelearnos con el resol tan característico de los días de lluvia. Esa iluminación permite hacer fotos muy chulas pero como te descuides también te puede “quemar” un disparo. Eso juntado a que durante el recorrido empezó a atardecer (de hecho terminamos el photowalk ya de noche) hizo que yo persolamente tuviera que esforzarme un poco más con el manual y toquetear la ISO en más de una ocasión para que las cosas salieran bien.

Tratandose de un photowalk de fotografía callejera también había cosas que tener en cuenta a lo largo el recorrido. Quedamos un sábado por la tarde y en Triana con lo que ya os podéis imaginar cómo estaban las calles y el ambiente que había. Eso tiene su parte negativa y su parte positiva. Lo positivo es que obviamente con tanto movimiento hay más posibilidades de encontrar una foto chula pero la parte negativa era que teníamos que estar muy atentos a todo lo que pasaba a nuestro alrededor y ser rápidos a la hora de ajustar los valores para poder captar los momentos. Como se puede apreciar en la galaería de fotos han salido cosas muy interesantes, tanto del paisaje urbano como de las personas. Creo que al final nadie se animó a pedirle a gente anónima que les posarara para la foto así que tendrá que ser a la próxima 🙂

Cuando empezamos a caminar por la calle Pureza (una de las más emblemáticas de Triana) la lluvia cayó sobre nosotros con una fuerza ya imparable. Es posible que fuera culpa de Miguel porque 2 minutos antes de eso andaba pidiendo un charco…En cualquier caso ya ni los paraguas podían protegernos y obivamente ninguno de nosotros quería poner en riesgo su eqquipo así que nos escondimos donde pudimos. Un grupo se quedó cobijado en una Iglesia cercana acompañados de Miguel mientras que los demás nos metimos en el Bar Remesal. Se le puede sacar algo positivo a todo así que durante los quince o veinte minutos en los que la lluvia caía con fuerza pudimos tomarnos una cerveza, conocer un poco a los nuevos asistentes ponernos al día con los asiduos. A Diego incluso le dió tiempo para hacer una foto chulísima justo en la puerta del bar.

Finalmente, cuando la lluvia nos dio una tregua y viendo que estabamos a nada de nuestra meta (calle Betis) decidimos reanudar la marcha para las últimas fotos del día. Evidentemente por culpa de la lluvia no pudimos pillar el atardecer en la famosa calle pero sí que conseguimos hacer unas cuantas fotos ya de noche.

Desgraciadamente y debido a las predicciones que manejabamos (¡Gracias de nuevo señores del tiempo!)Diego y yo acudimos al photowalk en moto por lo que nada más terminar tuvimos que salir pitando a casa temiendo que la lluvia pudiera pillarnos de camino. Nos dio muchísima pena no quedarnos a tomar algo como siempre así que habrá que redimirnos en la próxima quedada! Todavía no tenemos fecha pero de lo que sí estamos seguros es de que tendrá una temática muy Navideña:)

Seguro que hablo en nombre de todo el equipo de phwk cuando digo que ha sido un enorme placer contar con todos vosotros para la quedada de la fotografía callejera por Triana. Ni siquiera la lluvia pudo con vuestras ganas de hacer fotos y vuestro buen humor y llegamos a tener más de 20 personas en este evento. ¡Huelga decir que esperamos veros a todos muy pronto!

Deja un comentario